La Sierra de Espadán despierta salpicada de árboles pintados de ocres rojizos, como si algún pintor amante del contraste se hubiera dedicado a la ingente tarea de decorar con un tinte de óxido metálico cada uno de los mejores ejemplares de alcornoque, que surgen sobre las verdes pendientes cubiertas de jaras, brezos, zarzaparrilas, madreselvas,… Pero no son artistas pictóricos los autores de tal asombroso y policrómico paisaje, ésta incomparable estampa es el legado que las gentes de La Sierra de Espadán dejan como patrimonio natural y cultural a todo aquel que sepa percibir las bondades de la compatibilización de los usos tradicionales de los recursos naturales y la simultanea conservación de la naturaleza .

Durante siglos, el alcornocal de Espadán ha venido explotándose para la extracción del corcho y la obtención de montanera generando un inconfundible paisaje , esta explotación se ha venido realizando de manera sostenible, como demuestra su excelente estado de conservación, que fundamentó la declaración como Parque Natural en 1998

Nuestra familia se asocia en dos empresas ESPADAN CORKS S.L. y ORET S.L contribuyendo a la creación y mantenimiento de este patrimonio.